lunes, 17 de octubre de 2011

Horchata

Horchata de chufa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para otros usos de este término, véase Horchata.
Un vaso de horchata.
Horchata con fartons.
La horchata (en valenciano/catalán, orxata de xufa; del italiano orzata y éste a su vez del latín "hordeāta", "de cebada") es una bebida refrescante (también postre), preparada con agua, azúcar y chufas majadas (o molidas). Las chufas son unos pequeños tubérculos subterráneos con forma de nudos que proceden de las raíces de la juncia avellanada (Cyperus esculentus) que se llama así por la forma de su fruto parecido a la avellana.

Contenido

 [ocultar

Etimología

Fundamentándose en la lingüística, la etimología de la palabra procedería del italiano y haría referencia en sus inicios al agua de cebada (si fuera de origen valenciano, sería más lógico que se llamase orxada, es decir, con -d- en la terminación participial. El nombre deriva, pues, del participio italiano "orzata", a su vez del latin hordeata, "hecha con orzo," (i.e. hordeum, voz latina que significa cebada)," si bien con el paso del tiempo la cebada sería sustituida por otros ingredientes vegetales (cereales, tubérculos, almendras, arroz, etc.). Originalmente, pues, la horchata era un agua de cebada.

rigen

En España, y especialmente en la Comunidad Valenciana, la horchata se elabora a partir de la chufa (cyperus esculentum). Al parecer, ésta ya era usada en el antiguo Egipto, habiéndose hallado vasos que contienen chufas como parte del ajuar funerario de los faraones. Asimismo, autores persas y árabes de la antigüedad mencionan los beneficios digestivos y desinfectantes de la chufa, usada entonces como bebida medicinal por considerársela energética y diurética.

Origen legendario

Existe un cuento ambientado en la época de la Reconquista que explica el nombre que se dio a la bebida. Dice el cuento que una aldeana llevó al rey de la Corona de Aragón, Jaime I "el Conquistador", un poco de horchata. Al rey le encandiló el sabor y preguntó qué era aquello. La chica respondió que era leche de chufa (llet de xufa, en valenciano), nombre con el que se conocía la bebida. El rey exclamó: "Açò no és llet, açò és OR, XATA!" es decir "¡Esto no es leche, esto es oro, guapa!". Se originó un juego de palabras entre "or" y "xata", dando el supuesto origen al vocablo valenciano "orxata", forma de escribirlo en dicho idioma.[1] La primera referencia escrita que se tiene en España es de finales del siglo XVIII, en el libro titulado "Alcaldes de Casa y corte" de 1786 en el que se proporciona una receta sobre la bebida.[2]
Recientemente se ha descubierto en Valencia un documento del II Conde de Soto Ameno, quien fuera en su momento el primer Alcalde Constitucional de la ciudad de Alicante en 1812, el que podría datarse como el primer manuscrito donde se prescribe la Horchata de Chufa con fines curativos y aliviar la enfermedad del Conde a su llegada a la ciudad de Valencia en 1824, así lo indica el tratamiento que le realiza el Doctor Alcazar a base de "leche de chufas".

Elaboración

Venta de horchata en las calles de Valencia.
La elaboración de la horchata comienza con el lavado del tubérculo, posteriormente pasando a un molino para su trituración, se deja un tiempo en maceración, se prensa varias veces y se obtiene el extracto final. Para finalizar el proceso se le añade azúcar y se vuelve a tamizar. En la actualidad se comercializa una variante de horchata sin azúcar.

Variantes

En Italia meridional y Malta, la orzata se aromatiza con esencia de almendra amarga. En Francia, a base de cebada (fr. orge) se la llama orgeat. También existen la horchata de arroz en México, o la horchata ecuatoriana. En Cuba y Puerto Rico es elaborada a base de ajonjolí.

Información nutricional

La horchata es rica en minerales y vitaminas, entre los que destacan el fósforo, el potasio y las vitaminas C y E. El cultivo de la chufa requiere tierra arenosa y temperaturas suaves, condiciones que se hallan de manera especial en la huerta de Valencia.Información nutricional de la horchata de chufa (por 100 ml)
  • Es rica en minerales, como el fósforo, el calcio, el magnesio y el hierro, y en vitaminas, entre las que destacan las vitaminas C y E.
  • También aporta numerosas enzimas que facilitan la digestión.
  • Su valor energético (100 kcal/100 g) la convierte en una buena bebida energética.
  • Contiene bajo sodio.
  • No contiene lactosa ni caseína ni gluten, aunque algunas marcas comerciales le añaden proteína de leche.

Véase también

Referencias

  1. Peter Besas, (2009),«Madrid Oculto», 1ª Ed. La Librería, ISBN 978-84-9873-032-6, pp:306-307
  2. Néstor Luján, Juan Perucho, (2003), El libro de la cocina española, Tusquets, pp:95

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada